• sáb. Abr 20th, 2024

El Gobierno de Biden prevé autorizar la venta de cazas F-15 a Israel por US$ 18.000 millones

porGuillermo Sedas

Abr 2, 2024

CNN) — El Gobierno de Biden está por aprobar la venta a Israel de hasta 50 cazas F-15 de fabricación estadounidense, en un acuerdo que se espera que supere los US$ 18.000 millones, según tres personas familiarizadas con el asunto.

La transacción, que supondría la mayor venta militar exterior de EE.UU. a Israel desde que el país entró en guerra con Hamas el 7 de octubre, se produce en un momento en el que también se espera que el Gobierno informe pronto al Congreso de una nueva venta de gran envergadura de kits de munición guiada de precisión a Israel, dijeron las personas.

Las nuevas ventas de algunas de las armas más sofisticadas de EE.UU. ponen de relieve hasta qué punto EE.UU. sigue apoyando militarmente a Israel, incluso cuando los funcionarios del gobierno de Biden critican las operaciones de Israel en Gaza, que han matado a más de 32.000 palestinos desde octubre, según el Ministerio de Sanidad de Gaza.

Es probable que la venta se debata acaloradamente en el Congreso, sobre todo entre los miembros del propio partido del presidente. La venta de armas estadounidenses a Israel ha sido objeto de un intenso escrutinio en los últimos meses y los legisladores demócratas han pedido que se restrinja la ayuda militar a Israel hasta que permita la entrada de más ayuda humanitaria en Gaza y haga más por proteger a los civiles de la zona.

Desde el ataque de Hamas a Israel en octubre, en el que murieron más de 1.200 israelíes, Estados Unidos ha realizado más de 100 ventas de material militar a Israel. La mayoría de ellas no han superado la cantidad específica en dólares que requiere una notificación al Congreso, según declaró previamente a CNN un funcionario familiarizado con el asunto.

Pero la venta de un F-15 por valor de US$ 18.000 millones es lo suficientemente importante como para requerir una notificación al Congreso, y el Gobierno notificó de manera informal a las comisiones de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes y de Relaciones Exteriores del Senado la venta del F-15 a finales de enero, según dos de las personas familiarizadas con el asunto.

La notificación informal da a los legisladores y al personal del Congreso tiempo para revisar los detalles y hacer preguntas antes de que el Departamento de Estado envíe una notificación formal a todos los legisladores.

El senador James Risch, principal miembro republicano de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, ya dio su visto bueno a la venta, según una de las personas familiarizadas con el asunto. Un asesor del Congreso dijo a CNN que el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, Michael McCaul, también aprobó que la transacción pase a la notificación formal del Congreso.

Pero el senador Ben Cardin, demócrata presidente de la comisión, así como el miembro demócrata de mayor rango de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, el representante Greg Meeks, aún pueden frenar la venta si plantean objeciones.

Si no hay objeciones, el Departamento de Estado enviará una notificación formal a todos los legisladores, que dispondrán entonces de 30 días para bloquear la venta mediante una resolución conjunta de desaprobación. Según el Congressional Research Service, el Congreso nunca ha logrado bloquear una venta de armas mediante una resolución de este tipo, que debe ser aprobada por ambas cámaras.

Los demócratas también están cada vez más preocupados por la práctica continuada del Gobierno de Biden de compartir información de inteligencia con Israel, que se amplió por orden del presidente Joe Biden tras el ataque de Hamas del 7 de octubre.

Parte de ese apoyo de inteligencia ha sido en forma de la llamada inteligencia bruta que Israel está destinado a utilizar para localizar rehenes, pero también podría ser utilizado para identificar objetivos de Hamas, según dijeron algunas fuentes a CNN. Los combatientes de Hamas suelen entremezclarse en zonas civiles, según han declarado algunos funcionarios.

Mientras tanto, un número cada vez mayor de diplomáticos estadounidenses se sienten frustrados por la reticencia del Gobierno a utilizar su influencia sobre Israel para cambiar su enfoque de la guerra en curso.

“Lo que se oye acerca de las frustraciones en el seno del Gobierno sobre la política de Israel, es real”, dijo un diplomático estadounidense a CNN bajo condición de anonimato. “Se nos está pidiendo que actuemos de una manera que ignora lo que estamos viendo sobre el terreno”.

Los diplomáticos también dijeron a CNN que se sentían frustrados por los intentos de la administración de restar importancia a la abstención de Estados Unidos en una votación de la ONU la semana pasada sobre una resolución que pedía un alto el fuego inmediato en Gaza. Lo que podría haber sido un mensaje audaz a Israel se diluyó tras la insistencia de Estados Unidos en que la resolución no era vinculante y era coherente con la política estadounidense existente, afirmaron estos diplomáticos.

Estos diplomáticos descontentos afirmaron que les gustaría que EE.UU. amenazara con futuras ventas de armas a Israel para ayudar a frenar los sangrientos combates, pero las ventas propuestas de F-15 y municiones guiadas de precisión indican que la administración no tiene previsto restringir la ayuda militar a corto plazo.

(CON INFORMACION DE CNN ESPAÑOL.COM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *